¿Por qué es tan importante tener un vestido negro en tu placard?

En la moda hay prendas que no podemos dejar de tener y que siempre es recomendable en el armario de toda mujer. Es lo que generalmente se llama la «base del guardarropa». El vestido negro es una prenda imprescindible, te queda bien, te saca de apuro, y además… el color estiliza, ¿qué más podemos pedir? Es una pieza elegante y funcional que se adapta a todas las situaciones. 

El vestido negro se popularizó gracias a Coco Chanel y Vogue al publicar un dibujo de un diseño. Era simple, elegante, con mangas largas y estrechas, con un collar de perla. La silueta fue cambiando a lo largo de los años, pero esta prenda sigue siendo sumamente elegante. De hecho, logró convertirse en un esencial para todas las mujeres tras haber sido exclusivo del jet set.

Un vestido negro tiene la virtud de empoderar a la mujer que lo lleva. Puede ser sobrio y muy sexy a la vez. También es más fácil combinarlo con accesorios, colores y texturas. Es el vestido  que te salva cuando surge un evento  improvisado al que se debe asistir en el último minuto.

Por lo tanto, ¿Qué esperamos de un vestido negro? Que sea lo suficientemente simple como para lucir natural y que a la vez sea elegante. Otro de sus atributos principales, antes mencionado,  es que combina con todo y afina la silueta, dándole una linda forma a la figura. Es muy versátil ya que lo podés utilizar para ir a trabajar, salir a la noche, ir a una fiesta, todo depende de cómo lo combines.

Hay miles de versiones de vestidos negros, modelos diferentes, telas y texturas para que puedas elegir el que más te favorezca. Es una prenda que seguro nos va a sacar de más de un apuro. Con el vas a poder lucir elegante, sensual o muy descontracturada.

Contrario a lo que creemos, un vestido negro puede usarse tanto en el día como para la noche. Lo importante es tener en cuenta aspectos como el material, el largo y el diseño del vestido.

Si lo que queres es un look de oficina, opta por usar vestidos con poco brillo, de largo midi o un poco arriba de la rodilla. Combínalos con elementos discretos como zapatos channel de tacón medio o bajo, que te van a hacer ver muy profesional.

Aprovecha la versatilidad que te da el llevar un vestido negro. Si después del trabajo tenes planes con tus amigas, o vas a una romántica cena en pareja, te recomiendo cambiar tu calzado por unos sexis stilettos y acentuar tu maquillaje.  En pocos segundos, y sin tener que volver a casa, tendrás un look que atrapará todas las miradas.

Siempre tratá de tener en cuenta las telas ya que muchas son adaptables a las cuatro estaciones del año y solo vas a tener que cambiar los accesorios. Si todavía no contas con un vestido negro que te siente bien adquirí uno que seguramente te va a sacar del apuro en cualquier momento, los estilos clásicos nunca pasan de Moda y a la hora de invertir son los que más recomiendo.