Este invierno nos trae mucho brillo. Vuelve el metalizado, y como no podía ser de otra manera, el plateado se convierte en el protagonista principal de la temporada, dejando en un segundo plano el dorado. Si bien a lo largo de la historia de la moda los colores metalizados fueron relacionados con la noche y el glamour, este año la apuesta incluye cualquier horario del día.
El plateado es el metal del momento y se lleva en todo tipo de vestimenta, desde abrigos hasta zapatos, pero no hay que perder de viste el hecho que llevar una prenda plateada creara un gran foco de atención, lo cual no es un detalle menor si vos no sos de las mujeres que disfrutan llevarse todas las miradas.
Acá te dejo algunos consejos y tips de cómo usar de manera conveniente esta tendencia para que puedas darle un toque de modernidad a tu look de todos los días sin pasarte de la raya y seguir siendo fiel a tu propio estilo.
Para el día:

– Una campera bomber con un pantalón sporty es una excelente opción.
– Un jean chupín con unas lindas botinetas marrones y una chaqueta plata, también te va a hacer lucir super canchera y moderna.
– Una falda tableada midi junto con una chaqueta golden o plata más un par de zapatillas es ideal para un sábado a la tarde.
– Una falda metalizada en plata con un suéter rayado casual va perfecto para el día, si queremos darle un look más nocturno podemos acompañarla con una camisa de seda blanca, una blusa transparente o simplemente una t shirt blanca básica con unos buenos zapato

Para la noche:

– Durante la noche las opciones se multiplican y jugar con este color resulta mucho más fácil, por eso, lo más importante es ser fiel a tu propio estilo.
– El metal es una opción perfecta para looks nocturnos porque el letimotiv es llamar la atención y brillar! y en la mayoría de los casos, es más cómodo llevar estas texturas por la noche que por el día.
– Un vestido con stilettos básicos será la opción perfecta para una salida especial.
– Si se trata de cena con tu novio o primera cita, lo mejor será llevarlo pero en menor medida y combinarlo con algo más neutro.
– Para mujeres más clásicas, mi cosnejo es: un trench con un traje básico debajo, así vas a lograr que tu abrigo sea la sensación.
– Para las más fashionistas, un vestido arriba de un pantalón de aire flamenco para la noche es éxito garantizado.

Lo bueno de tener muchas opciones siempre es que, a pesar de no sentirnos tan cómodas con determinada moda o tendencia, podemos elegir accesorios o piezas más pequeñas que podrán pasar más inadvertidas si realmente hay ganas de llevarlas pero en menor medida, tal es el caso de los zapatos, las carteras o pequeños accesorios que pueden adentrarnos en una tendencia a la cual no nos animamos del todo. Entonces, para aquellas mujeres que descartarían el metalizado sin dudarlo, les doy un pequeño consejo. Siempre podemos acudir a un toque de brillo. No es necesario que nos vistamos de pies a cabeza con este color, simplemente pensa en un detalle, como los que te mencionaba anteriormente