Durante varios años nos hemos convencido de ciertas reglas que debemos seguir a la hora de vestirnos. Algunos mitos fueron quedando en el olvido con el correr de los años, mientras que otros permanecen vigentes. Desde no combinar ciertos colores hasta incluso no usar determinadas prendas a no ser que fuera de noche. En marzo te cuento cuales son los cinco mitos que ya podemos dejar de lado para darnos la oportunidad de crear looks super cancheros y a la moda.

Los brillos son para la noche.
Autocensurarse a usar un top de lentejuelas, una falda metalizada o zapatos con glitter durante el día es un error. Las prendas con brillo ayudan a realzar un look e incluso hasta volverlo más trendy. Varias fashionistas no dudan en llevar una falda plisada metalizada durante el día. Otra opción un poco más casual que genera un look integrado es un top de lentejuelas con blue jean y unas sandalias de taco alto. Los vestidos con lentejuelas, si bien no son propiamente nocturnos, son para ocasiones determinadas, por eso evita usarlos de manera casual.

No mezclar estampados.
A lo largo de los años se estableció que la combinación de estampados estaba terminantemente prohibida. Sin embargo, te quiero contar que mezclar dos motivos aporta originalidad a un outfit, además acentúa el estilo personal. Lo importante es que ambas estampas tengan un color en común para darle cierta armonía al look. Animate a incluir en tu look diario rayas con cuadrados, animal print con lunares o flores con figuras geométricas. Recorda que hoy esta más que permitido usar varias estampas en un mismo look. Eso sí, tené en cuenta que vas a ser el centro de varias miradas.

Carteras y zapatos del mismo color.
Durante muchas décadas se tuvo la fuerte convicción que si una no combinaba sus zapatos con un bolso del mismo color estaba cometiendo un atentado contra el estilo. Sin embargo, este pensamiento ya está muy pasado de moda. Lo ideal es jugar con diferentes tonos. Te sugiero que te animes a crear contrastes para hacer más atractivo e interesante tu outfit. Pero si todavía no te atreves a tanto, te recomiendo llevar bolso y calzado de diferentes texturas y prints para así diferenciarte del resto.

El negro no combina con el navy.
Suele decirse que estos colores no van bien juntos por ser oscuros. Sin embargo si el negro se lleva en la tipología inferior, ya sea falda o pantalón, y el azul en el tren superior logramos un look sumamente discreto, que puede realzarse aún más si también nos animamos a jugar con las texturas. La misma situación ocurria con el rosa y el colorado, y hoy es una tendencia que no podes dejar de lado. Aporta frescura y modernidad.

Para lucir, tienes que sufrir.
Usar corset, vestidos súper entallados, estiletos de más de 10 cm de alto nos hicieron creer que para vernos espectaculares debíamos sacrificar nuestra comodidad. La conocida frase “la moda no incomoda”. Hoy encontramos una gran variedad de estilos que están muy de moda sin tener que sufrir innecesariamente. Los cortes relajados y oversaize se imponen en blusas, sacos y abrigos, y son el último grito de la moda.